Menú Principal
22 de Septiembre de 2017

Viña Cono Sur y Aguas Andinas son las primeras empresas en recibir el Sello de Eficiencia Energética 2017

Actualmente son seis las postulaciones que han iniciado el proceso para obtener el Sello de Eficiencia Energética, que en su nueva versión, lanzada este 2017, cuenta con las categorías Bronze, Silver y Gold. Tras ser lanzado en su nueva versión, el sello ya ha comenzado a ser requerido por empresas que a través de esta iniciativa están diferenciándose en virtud de su gestión en materia energética en el sector productivo. Las primeras compañías en lograr este sello el presente año son Aguas Andinas, logrando sellar a dos de sus instalaciones; Trebal Mapocho y La Farfana; y la Viña Cono Sur, que obtuvo el sello por las medidas implementadas en su Fundo Santa Elisa de Chimbarongo. Ambas obtuvieron el Sello Gold, que es la máxima categoría en esta iniciativa del Ministerio de Energía, que es implementada por la Agencia Chilena de Eficiencia Energética. Aguas Andinas Con presencia del Ministro de Energía, Andrés Rebolledo, Aguas Andinas, recibió su doble Sello Gold de Eficiencia Energética en un evento realizado en las instalaciones de su Biofactoría Gran Santiago La Farfana. Tras el desarrollo e implementación de una política de eficiencia energética para esta planta y para Trebal Mapocho, la empresa logró certificar la Norma ISO 50.0001 en 2016 para la primera y en 2015 para la segunda. Aguas Andinas cuenta con la figura de un “gestor energético” encargado de cautelar las medidas que contemplan estos sistemas de gestión de la energía y la política energética diseñada por la compañía que la ha llevado en 2016 a obtener una reducción de 5,4% en su huella de carbono en relación con 2015, utilizando 46 GWh de energía proveniente de fuentes renovables y reduciendo su consumo en 176.207 GJ. “La eficiencia energética es parte integral de la transformación de nuestras plantas en biofactorías y con ella avanzamos en nuestra meta de ser una empresa con cero emisiones, residuos cero, amigable con el medioambiente y sustentable en el largo plazo”, así lo afirmó a Revista Electricidad el gerente general de Aguas Andinas, Narciso Berberana. Viña Cono Sur A pesar de ser una compañía relativamente joven, fundada en 1993, han sido varios los hitos que distinguen la gestión de esta compañía en materia de sustentabilidad. A comienzos del 2002 logra certificar su sistema de gestión de calidad y medio ambiente, lo que se suma a la certificación orgánica de sus primeras hectáreas de viñas. El año 2007 decide neutralizar todas las emisiones de gases de efecto invernadero generadas en el traslado a destino de sus vinos y el 2008 inicia un proceso de cuantificación y reporte de sus emisiones. El año 2012 Cono Sur decidió diseñar, implementar y certificar un sistema de gestión de energía, herramienta que permitiría unificar todo el sistema dado el común denominador que es el consumo de energéticos (diésel, GLP, electricidad, gasolina). Es así que a mediados del 2014 se obtiene la certificación del sistema en ISO 50.001:2011. “Debido a que es una norma más técnica, el proceso no fue corto, duró 2 años. Se inició con revisión energética de todos los procesos desarrollados en el fundo y bodega Santa Elisa y definición de los usos significativos. A partir de ello se priorizaron acciones como: aislación de todas las cañerías que transportan frío y calor en bodega, cambio del servicio de grúas horquillas por equipos más eficientes, recambio de equipos de frío, cambio de calderas, mejora del proceso de transferencia de calor, instalación de variadores de frecuencia para sistema de riego, cambio de succiones en equipos de riego, recambio de luminarias HM por LED”, detalla Christian Maire, jefe de Sistema de Gestión y Sustentabilidad de la compañía. El ejecutivo indica que los esfuerzos ahora están puestos en consolidar un sistema de gestión integrado, teniendo como eje central la eficiencia energética. “Esto nos permitirá la optimización de procesos, ahorro de recursos, mejora de competitividad, disminución del impacto ambiental. Ya hemos tenido buenos resultados por lo que nuestras expectativas son altas. Esta temporada validaremos resultados de las últimas modificaciones realizadas en nuestro sistema de riego, continuaremos con el recambio de luminarias, implementaremos un sistema de monitoreo remoto de equipos de frío y calderas y esperamos comenzar a utilizar energía fotovoltaicas en 5 fundos de la viña”, finaliza.   Publicado el 11 de Septiembre de 2017 en Agencia Chilena de Eficiencia Energética